Hotel Flamboyan-Caribe  header
Home > Turismo gastronómico: la ruta que no te puedes perder

Turismo gastronómico: la ruta que no te puedes perder
Hotel Flamboyan-Caribe



Mallorca es conocida por sus playas, sus aguas cristalinas, sus preciosos pueblos y por ser uno de los lugares que han inspirado a muchos artistas. Su clima cálido es otra de las características que hace que esta isla sea visitada cada año por miles de turistas. Pero no nos podemos olvidar del turismo gastronómico en Mallorca.

En esta isla el buen comer es también un arte. La variedad de platos refleja las distintas culturas que conviven en esta isla mediterránea y que a la vez conforman su idiosincrasia. La oferta es amplia, desde lo más tradicional a lo más vanguardista que puede resumirse en cinco rutas, que no te puedes perder.

5 rutas para hacer turismo gastronómico en Mallorca

Ruta de tapas
No solo la Península es conocida por sus pinchos y tapas. En Mallorca, la mejor ruta de tapas se oculta en el casco antiguo de la capital. En las principales calles del barrio de Sa Gerreria, podrás comer las mejores tapas de la ciudad y bastante económico. Esto hace que esta ruta denominada Martiana sea muy popular no solo entre los residentes, sino también entre los turistas. Algunos de los restaurantes más conocidos son: L’Ambigú, El Molta Barra o la Ca La Seu.

Ruta de Cellers
En cualquier ruta de turismo gastronómico en Mallorca no pueden faltar los Cellers. Estos eran lugares donde antiguamente se elaboraba y dejaba madurar el vino. Con el tiempo, este tipo de establecimientos se han transformado en restaurantes especializados en cocina mallorquina. Esta última está muy ligada a los productos de la tierra de la isla. Es por eso que se han vuelto muy populares y fácil de localizar en cualquier pueblo de la isla de Mallorca.

Los Cellers que están más de moda son Celler de Sa Premsa en Palma, Los Patos en Puerto de Alcudia, Celler Ca’n Amer en Inca y Celler Can Font en Sineu. Todos ellos cuentan con ingredientes frescos y locales en sus platos. El Celler da Sa Premsa destaca por sus abundantes raciones. Aunque en cualquiera de ellos disfrutarás de una experiencia única. ¡No te pierdas esta oportunidad de sumergirte en la cultura mallorquina!

Ruta vanguardista
Si huyes de lo tradicional y prefieres una cocina más vanguardista, esta es tu ruta. Se trata de unos platos muy creativos y en constante evolución. ¡Seguro que consiguen sorprender a tu paladar! Eso sí, ten en cuenta que son platos en los que predomina la estética y las porciones son pequeñas. Los restaurantes más populares son Sa Fábrica y Jardín. En ambos, su cocina está inspirada en la propia isla. Aprovecha a pedir el menú degustación para probar los productos de la isla de otra manera. ¡Seguro que repites la experiencia!

Ruta del aceite de oliva
La gastronomía mallorquina se caracteriza por la utilización de un aceite de oliva de gran calidad. Una de las rutas de aceite más conocidas está entre Sóller y Deià. En Sa Muleta podrás contemplar olivos centenarios y comprar este oro líquido.

Ruta del vino
Si viajas más hacia el interior de la isla, descubrirás una zona vinícola muy rica. Una de las más importantes es la de Binissalem. Aquí se vienen realizando caldos desde el siglo I a. de C. Otra forma de conocer esta cultura vinícola es con el tour en tren por las viñas de Santa María y Consell. Disfrutarás de una visita guiada, degustaciones y catas.

Para esos días que te apetece probar algo distinto, pero sin ir de ruta, también tienes la cocina del Hotel Flamboyán-Caribe. En nuestro restaurante, disponemos de una amplia carta donde podrás saborear deliciosos platos, mientras te relajas en tu día de descanso. ¡Recuerda hacer tu reserva aquí!